Febrero 2017

BRÜTAL LEGEND

Disponible en PS3, Xbox 360 y PC,  la historia basa sobre Eddie Riggs, un joven que acaba viajando a un mundo medieval, lleno de hechiceros, acero y peligro, al más puro estilo de Conan. Pero con la principal diferencia que esa realidad combina la fantasía heroica con todo lo relacionado con la cultura de la música metal.  El director es  Tim Schafer (responsable de títulos como Grim Fandango, Psychonauts y que ha participado en juegos míticos como Monkey Island)

Los gráficos no pretenden ser realistas, más bien caricaturescos, al más puro estilo de tira cómica, su manejo es fácil y sencillo. La verdadera diversión está en el guión, lleno de homenajes a figuras icónicas como Lemmy Kilmister, Rob Halford o Ozzy Osbourne, que aparecen como personajes del juego aportando su voz. Y a todo lo que rodea este género musical, ejemplo de ello es una de las armas: una guitarra que con sus acordes electrocuta a los enemigos o bien realiza hechizos que hacen caer un zeppelin ardiendo del cielo. La trama realmente engancha, con giros de guión que revelarán sorpresas sobre el origen del protagonista o de aquellos que le acompañan.

Cada detalle del juego (los habitantes de ese mundo alternativo, nuestras armas y habilidades) son una perfecta combinación de fantasía heroica medieval y el "metal". Destaca la banda sonora, no sólo la que acompaña al juego, además cuando montamos un coche que convocamos, tendremos acceso a sintonizar música de todos las épocas y estilos, desde grupo clásicos como Black Sabbath hasta modernos como In Flames.

En el juego nos vamos moviendo en un mundo abierto, donde podemos elegir seguir la misión principal o bien secundarias para ir desbloqueando habilidades (la capacidad de montar animales salvajes como un dientes de sable,  mejorar nuestro coche o conseguir más hechizos para nuestra guitarra). 

Dentro de que los gráficos pueden resultar simples su iluminación y textura están bien realizados, así como cada detalle para representar la iconografía  de la música está cuidado al máximo. Otro factor que evita que Brütal Legend pueda volverse monótono o aburrido es la combinación que tiene de diversos estilos de jugabilidad. Podemos manejar sólo a Riggs o bien comandar legiones, de hecho hay fases en las que será imprescindible ser un buen líder y dirigir nuestras tropas eficientemente si queremos derrotar al malo de turno. Una cosa que se agradece es que, a diferencia de otros juegos de este estilo, la historia principal no es nada corta y los escenarios son variados y muy diferentes (viajamos desde una jungla hasta un mundo tenebroso lleno de peligrosas criaturas que parodian a los “emos”). En definitiva es un juego muy por encima de la media, tremendamente divertido y sin duda imprescindible para cualquier metalero.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación