Abril 2019

CEMENTERIO DE ANIMALES

Una familia se traslada al campo, cerca de un antiguo cementerio de animales. Los antiguos indios temían el poder que infestaba aquel territorio, porque corrompía a aquellos que lo utilizaban. Poco a poco, la tentación de usar las “habilidades” que otorga el sitio maldito serán irresistibles.

Cementerio de animales está basada en un libro de Stephen King, probablemente uno de los autores cuyas obras han tenido más traslaciones a la gran pantalla. Ya se hizo una adaptación en los años 80 que sin ser una maravilla, tenía momentos bastante buenos a la hora de crear tensión y angustia. Por ejemplo, con el personaje de un fallecido que se va apareciendo ya muerto al protagonista (recordando a Un hombre lobo americano en Londres), intentando ayudarle y advertirle sobre el peligro que le acecha. Esto se desaprovecha por completo en la nueva cinta de 2019, que resulta peor que su predecesora, sin aportar nada relevante al género. Resulta pasable sin más, y conseguirá entretener sólo a aquellos que no busquen fidelidad al libro de King.

El filme parece que se quiere desmarcar de la cinta del 89, e introduce una serie de elementos nuevos con giros inesperados. Desgraciadamente, debería haber puesto más empeño en la calidad de la misma que en dar vueltas al guion.

A pesar de todo llega al aprobado justito, no es gran cosa pero al menos tampoco aburre y tiene un buen ritmo sin hacerse pesada. Lo más destacable es la presencia de un excelente actor como Jason Clarke (Terminator: Génesis, El amanecer del planeta de los simios), además del veterano John Lithgow y la joven Jeté Laurence, que a su corta edad ya demuestra dotes interpretativas. La pélicula se estrena en España el 5 de abril.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación