Febrero 2021

DE CAPA Y COLMILLOS

de capa y colmillos.jpg

Este cómic francés supone el homenaje definitivo a las obras literarias sobre espadachines. Es la descripción de una gesta, con claros homenajes a los personajes creados por Alejandro Dumas, a poetas como Cyrano de Bergerac, entre tantos otros. Todo ello entremezclado con un tono fantástico que recuerda a las aventuras que relataba Julio Verne.

Los principales protagonistas son figuras animales antropormórficas, el lobo Don Lope y el zorro Don Armand. Dos caballeros que no dudan en poner buena cara ante la suerte adversa, buen semblante ante la desgracia y seguir adelante a pesar de los peligros. Y en su camino vendrán nuevos amigos, enemigos, mundos desconocidos, tierras salvajes y viajes alucinantes. El tebeo, junto a la diversión que proporciona, consigue emocionarnos y hacernos sentir realmente parte de la acción.

El tono que domina es la comedia, con escenas que recuerdan en momentos a las películas de los hermanos Marx, con múltiples personajes confluyendo en un desastre, que nos arranca carcajadas. Ahí se nota cómo el dibujante, Jean-Luc Masbou sabe dar vida de forma magistral al guion de Alain Ayroles, haciendo llegar al lector de forma perfecta, el escenario y situación de cada personaje, hasta unirlos en una viñeta única.

El ritmo de acción es casi constante, solo interrumpido por bellos diálogos acerca de la amistad, el coraje, la justicia y el amor. Todos estos, los temas principales, son tocados de forma brillante. De ahí su virtud, al transmitirlos con una claridad y transparencia, solo equiparable al buen corazón de los protagonistas. 

Fue publicado en España por Norma Editorial en 2011 en una colección de 9 tomos, y en 2020 salió una nueva edición en tapa dura de dos volúmenes.

“¡Este terrible gigante visto de cerca, no es sino un gnomo! ¿Cómo puede ser que un pueblo entero tema a un solo hombre?, sin vuestro consentimiento, ¿os oprimiría? ¡El tirano más brutal, al igual que el más sutil, no puede mantenerse de pie si nadie se arrodilla!”.

De capa y colmillos