Mayo 2016

DOS BUENOS TIPOS

La acción está ambientada en los años 70, y protagonizada por Russell Crowe y Ryan Gosling, cada uno en su respectivo papel de matón a sueldo y detective, los cuales forman pareja en una investigación que les acabará enredando en una serie de tiroteos, muertes y sobre todo, situaciones disparatadas. No en vano el director y coguionista es Shane Black, responsable del guión de la mítica y ochentera Arma Letal o El último boy scout. Y se nota el estilo de Black: dos personajes acabados que optan por burlarse tanto de sí mismos como de la vida en general, y que acaban juntos por casualidad, a partir de ahí comienza el enredo en una trama detectivesca en la que uno no puede parar de reírse. Sorprende la tremenda vis cómica tanto de Crowe como de Gosling, y la química entre ambos es innegable. La verdad es que ésta es una comedia de calidad que se aleja bastante de los estrenos para adolescentes en verano, y que logrará satisfacer a los amantes del cine de los 80.

 

La película, que dura casi dos horas, no se hace pesada en ningún momento, el resto de secundarios (algunos conocidos como Kim Basinger y otros emergentes como Daisy Tahan) se complementan a la perfección con los protagonistas. La atmósfera y toque setentero están muy conseguidos con una producción que se deja notar en la música y la ambientación.

Shane Black dirige con acierto una trama bastante decente que reúne los elementos clásicos del cine detectivesco: mafiosos, matones, productores de porno, asesinos a sueldo, conspiraciones….

El resultado final es como si L.A. Confidential estuviese dirigida por el equipo de Las Aventuras de Ford Fairlane. Mucha violencia, pero en un tono gamberro en un filme que combina a la perfección acción y humor, con unos personajes tan rastreros como entrañables que acaban despertando nuestra simpatía, y todo aderezado con un guión que logra entretener y mantener la atención del espectador.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación