Mayo 2016

EL NUEVO PERIODISMO

Tom Wolfe hablaba de “el nuevo periodismo” encarnado por gente como Rex Reed, Norman Mailer o Barbara Goldsmith. La forma de llegar a la gente ya no era la información pura y dura, cuanta más subjetividad y sentimientos mejor. Las formulas de la novela servían para crear una “comunicación emotiva”.

 

El periodista era una cobaya humana al servicio del lector, absorbía todo lo que se encontrará en su camino y lo transmitía. Ya no tenía cabida el típico reportero que copiaba informaciones de agencia, era necesario que se metiera de lleno en la noticia como un detective. Empaparse de emociones y proporcionárselas al lector para que conozca la situación, sin necesidad de moverse de su sillón favorito. Utilizar todo tipo de recursos de escritura para enganchar desde la primera línea, y mantener su atención. Wolfe incluye además relatos de diferentes periodistas que ilustran sus explicaciones.

A sangre fría, la historia contada por Truman Capote sentó un precedente en esta nueva fórmula: dos vagabundos que exterminaron a una acomodada familia de Kansas. El escrito apareció de forma seriada en The New Yorker en otoño de 1965 y se publicó como libro en febrero de 1966.

El escrito apareció de forma seriada en The New Yorker en otoño de 1965 y se publicó como libro en febrero de 1966. Capote se pasó cinco años reconstruyendo la historia y entrevistándose con los asesinos en prisión. Al mismo tiempo que los periodistas se servían de los recursos de las novelas como forma de acercarse mejor al lector, los propios autores como Capote se servían de los métodos periodísticos para sus escritos, basándose en la fiel documentación.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación