Marzo 2018

EL OTRO LADO

El otro lado es la nueva entrega de terror de Carlos Navas que, con más de 40 años, empezó su objetivo de llegar a publicar su primera novela. Con esta entrevista que se puede leer a continuación llegamos a conocer mejor a este autor y, a través de él, profundizar un poco en el sector literario, el género de terror y el proceso de escritura que conlleva sacar un libro adelante.

- Lo primero cuéntanos cuál es tu bagaje como escritor, si hiciste algún curso que te ayudó a conseguir la experiencia necesaria o si bien ha sido más bien un proceso autodidacta. Ya que muchas personas que tienen la ilusión de escribir su primer libro se inician en talleres literarios hoy en día, a diferencia del pasado donde se formaban más con la experiencia y observación de la vida cotidiana.

R: Solo llevo dos novelas escritas hasta la fecha, ambas muy peculiares y diferentes: La última habitación y El otro lado. Como suele decirse en algunos casos, el mejor curso para conseguir experiencia, en mi caso, ha sido leer y escribir, un proceso autodidacta que he tratado de llevar a cabo de manera progresiva, documentándome, escuchando el feedback de los lectores, tratando de ser lo más perfeccionista y exigente posible. Espero que esto pueda percibirse en El otro lado.

- ¿Tus principales influencias?

R: En mi caso son todas las películas, videojuegos y novelas que he disfrutado en los últimos años; y en este sentido no hay un referente específico, pero sí hay seguramente elementos de videojuegos (Alone in the Dark, Resident Evil y Silent Hill), de películas (sagas de terror y películas desde los años 80 a la actualidad). Y lecturas nacionales de la narrativa de terror (con autores como Carlos Sisi, David Jasso, Tony Jiménez y Manel Loureiro). Seguramente hay un poco de todo ello y de todos ellos en mis novelas, y sobre todo, un marcado carácter cinematográfico.

 

- La última habitación, tu primer libro, la escribiste con más de 40 años, ¿con qué consejos y palabras podrías animar ya no sólo a futuros escritores, sino aquellos que van dejando de lado sus sueños, pensando que estos sólo se pueden cumplir en la adolescencia o en la universidad?. Ya que es un idea generalizada el pensar que uno ya está formado a partir de cierta edad, cuando en realidad la vida es un camino de aprendizaje y formación continuo.

R: No soy nadie todavía (risas) en el mundo de la literatura como para dar consejos, pero desde la humildad y la experiencia de los últimos años, sí recomendaría leer mucho y escribir, tener paciencia, confianza en uno mismo, perseverancia y voluntad. Es muy importante tener, de alguna manera, una semilla de creatividad en el interior. Siempre digo que escribir una novela es una posibilidad que tenemos TODOS, con independencia de la edad. Es el equivalente a dirigir nuestra propia película. Somos el director, el guionista, el responsable de efectos especiales, el director de vestuario….

- Sobre tu primera novela, ¿qué fue lo que te animó a ese estilo, donde toda la narración está hecha con llamadas telefónicas, programas de radio e informes policiales?, ¿qué efecto produce esto en el lector a diferencia de una narración más tradicional?.

R: En un universo literario tan amplio como el actual,  marcar la diferencia puede ser la clave para destacar. Siempre he sido muy exigente con todo lo que he hecho. Hace varios años que había leído una novela titulada El tunel invisible, donde había una serie de mensajes en contestadores telefónicos. Ello, unido a mi afición por los escenarios cerrados, creó en mí el germen para desarrollar una historia emplazada en un bloque de pisos, un edificio a las afueras de Madrid donde la comunidad de vecinos va a vivir una noche escalofriante. Y donde los lectores van a poder vivir lo que está ocurriendo, a través de las llamadas telefónicas de los propios vecinos. Me parecía un cóctel muy original e irresistible para morbosos, curiosos y aficionados al terror psicológico. Además, la editorial JavIsa23 apostó fuerte para publicar una edición en tapa dura de 500 ejemplares. No puedo pedir más.

- ¿Por qué elegiste el género de terror?, ¿y por qué crees que éste es uno de los más seguidos por la gente, tanto en cine como en literatura?.

R: No hay mejor manera de evadir la realidad que soltar adrenalina, y vivir experiencias que te hagan sentir emociones fuertes, sin hacerte daño real. El género de terror, en el que englobaría el suspense/intriga/ficción/fantástico, nos permite vivir todas esas emociones y experimentar sensaciones inolvidables.

 

- Recientemente has publicado tu segunda novela El otro lado, al igual que en La última habitación junto al miedo, hay una intriga constante sobre un misterio oculto. Háblanos un poco de ello.

R: Ya está disponible en Amazon y es el resultado de nueve meses de duro trabajo. Un parto literario del que me siento muy satisfecho. Es una novela completamente diferente de La última habitación, más larga y más compleja. Aunque haya algunos elementos estructurales aislados en común no es una novela de llamadas telefónicas, hay prosa. No me gusta descubrir muchas cosas, prefiero que los lectores  decidan si quieren experimentar este viaje. 

- ¿Cómo crees que está el mercado literario para jóvenes promesas en España?, ¿piensas que Internet y la nueva era digital ha ayudado a que muchos puedan auto publicarse y publicitarse, sin necesidad del apoyo de grandes editoriales?.

R: Sin duda. Internet, y sobre todo la aparición de las numerosas plataformas de auto publicación, han supuesto un trampolín para millones de escritores o potenciales escritores, con lo positivo y negativo que ello supone. Se pueden encontrar verdaderas joyitas ocultas en un escaparate mundial tan enorme; y también basuras sin ningún tipo de corrección o filtrado.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación