Noviembre 2017

ENGANCHADOS A LA MUERTE

Éste es un remake de Línea mortal de 1990, donde lo más llamativo era el reparto, encabezado por varias estrellas como Kiefer Sutherland, Julia Roberts, Kevin Bacon y William Baldwin. Aparte de eso no brillaba especialmente, y parecía más un relleno de esos que programan de madrugada para completar la parrilla televisiva. Así que, con todas las posibilidades para realizar una nueva versión, recurriendo a la nostalgia de los años 80 y 90, la elección de esta película resulta extraña.

La historia se centra en unos estudiantes de medicina, que se provocan un paro cardíaco para luego reanimarse, y así experimentar durante un breve tiempo cómo es la muerte, intentando descubrir qué hay al “otro lado”.  Pero su experimento tiene consecuencias inesperadas cuando empiezan a tener visiones, y sus pecados del pasado empiezan a perseguirles de forma aterradora, amenazando incluso sus vidas.

Enganchados a la muerte sigue la línea de su predecesora de 1990, y de nuevo el resultado es un telefilme, correcto y entretenido, pero tan prescindible como olvidable. De hecho es incluso más mediocre que la original, ya que en la versión antigua las “visiones” que tenían los protagonistas resultaban bastante perturbadoras mientras que en la nueva se recurre de forma constante al susto por sobresalto, ya sea a través de sonidos fuertes o imágenes repentinas.

La actriz más reconocible en el reparto es Ellen Page, que si empezó con buen pie su carrera, dándose a conocer por la magnífica Hard Candy, ha ido empeorando con interpretaciones sosas y vacías. El resto de sus compañeros de reparto (caras desconocidas en comparación) resultan mucho más creíbles.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación