Septiembre 2022

GLORIOUS

glorius.jpg

Maltrecho emocionalmente por una reciente pérdida amorosa y físicamente por la bebida Wes, interpretado por Ryan Kwanten, acaba despertándose con una enorme resaca en una estación de carretera en calzoncillos. Pero sus verdaderos problemas empiezan cuando recurre al baño de la estación y luego descubre que no puede salir. Allí, el ocupante de uno de los aseos asegura ser un semidiós y dice necesitar la ayuda de Wes para realizar una tarea.

La película resulta tan genialmente bizarra como original, con casi toda la acción concentrada en unos baños públicos, recuerda en cierta manera a cintas como “Enterrado”, de cómo con tan pocos medios se puede crear algo que atrape al espectador. Otra de sus virtudes es que la mayor parte del tiempo no se puede ver a aquel que asegura ser una criatura fuera de este mundo, Ghat, y la elección de J.K. Simmons para darle voz es un acierto que da un enorme valor. Simmons es uno de los mejores actores vivos que hay en la actualidad, y logra cautivar, dando una interpretación magnífica sólo con escucharle. La desesperación de Ghat, exigiendo atención, se mezcla con el pasado tormentoso de Wes. Mientras, el fin de la humanidad quizás se esté aproximando.

En conjunto se trata de una película que mezcla género fantástico, terror y mucho humor negro con una pizca de gore. Una pequeña joya para los amantes del cine de serie B, con una evidente influencia de los relatos de Lovecraft. No tiene fecha de estreno en cines en España, y lo más seguro es que si llega sea en alguno de los festivales de cine fantástico que se realizan en nuestro país o bien dentro de alguna plataforma.

GLORIOUS pelicula.jpg