Febrero 2019

HONG KONG MASSACRE

Disponible para PlayStation 4, Microsoft Windows, GNU/Linux, Mac OS, se trata de un videojuego de 2018 bastante adictivo, que evoca las películas de acción de los 90: sencillas, planas de guion, llenas de adrenalina y tiroteos. La belleza de éste radica en su simplicidad, apenas tiene historia y debemos concentrarnos en atravesar diferentes edificios, aniquilando a todos los matones que hay en ellos.

 

Con una perspectiva cenital, posee un evidente parecido al Hotline Miami, de 2012: un juego indie que demostró cuánto se puede aportar fuera de una gran empresa y con un bajo presupuesto. Aunque aquel tenía una historia curiosa, como sacada de un guion de Tarantino, y se podían realizar ejecuciones con diversos objetos de una violencia extrema. En cambio, en Hong Kong Massacre la trama carece de interés, y sólo contamos con armas de fuego, si se acaba la munición tenemos que apresurarnos a alcanzar las que haya alrededor, de los matones que hemos aniquilado.

El realismo táctico es uno de los factores que lo hacen tan atractivo, un solo tiro y estamos muertos. Hay que elegir con sumo cuidado por dónde entramos en el edificio, cómo parapetarnos tras una pared, o bien cuándo volar una puerta con una recortada, justo cuando alguien pasa por delante.

Recuerda bastante a lo que sería una redada policial, o bien una ejecución mafiosa, con la diferencia que aquí, como en los filmes noventeros mencionados, somos uno solo contra todos. Los malos también caen con una sola bala, con excepción de algún jefe que debemos acribillar numerosas veces. Comentar que éste es el primer videojuego de la empresa sueca Vreski

Si morimos no hay punto de control y repetimos de nuevo la fase entera desde el principio, así que debemos coordinarnos bastante para elegir el ángulo de disparo y cubrirnos a tiempo.

En ocasiones puede resultar desesperante, pero al menos contamos con una opción de “tiempo bala” para afrontar mejor el reto. En nuestro inventario hay una barra de energía que se rellena sola, y cuando la presionamos el tiempo se ralentiza, dándonos un margen mayor para reaccionar al entorno.

Los gráficos son simples pero bien acabados, desde luego mucho más avanzados que los de Hotline Miami. Los entornos y personajes muy repetitivos, aunque compensa con una banda sonora electrónica muy acertada. Con todo, Hong Kong Massacre es muy divertido, recomendable para aquellos que simplemente busquen un chute de adrenalina.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación