Junio 2017

MALDAD ETERNA

Unos supervillanos de otro universo, El Sindicato del Crimen, derrotan a los principales superhéroes de la tierra, haciéndose con el control total e imponiendo su voluntad. El caos y la destrucción se extienden mientras El Sindicato organiza a todos los criminales bajo su mando. Los únicos capaces de resistirse a este nuevo “orden” serán, irónicamente, los supervillanos descontentos, liderados por Lex Luthor. Con lo que el título es muy preciso respecto a la naturaleza de la historia, que al final se trata de combatir el mal con otro mal.

Un cómic mucho más oscuro de lo habitual, ya que El Sindicato del Crimen está compuesto por versiones retorcidas de Superman, Wonder Woman, Batman o Flash, que provienen de un mundo paralelo donde la compasión o la empatía están consideradas debilidades, allí sólo sobrevive el más fuerte y despiadado. Pero el grupo dirigido por Luthor tampoco se queda atrás, compuesto por puros psicópatas que no dudarán en asesinar a cualquiera que se interponga en su camino. 

Maldad Eterna (Forever Evil), de la editorial DC comics, nació de la mente de Geoff Johns, uno de los guionistas más brillantes de dicha editorial. Este autor ha sido especialmente prolífico a la hora de revisionar los orígenes de iconos de DC como Aquaman, Shazam o Linterna Verde. Junto a batallas épicas sabe aportar reflexión moral, así como ahondar en los sentimientos y esencia de los personajes. Una habilidad comparable a la que demostró Stan Lee en Marvel Comics, al crear figuras como Spiderman, Hulk o Los 4 Fantásticos que, más allá de sus poderes, su principal atractivo era su humanidad, permitiendo al lector sentirse identificado con ellos.

Si Geoff Johns con sus otras obras había explorado el alma de los héroes, aquí profundiza en la esencia de villanos y antihéroes. En el dibujo le acompaña David Finch, un artista que se caracteriza por unas composiciones y narrativa visual que recuerda al estilo que dominaba en los 90, es decir: más detalles en el uso de las líneas/sombras para definir la musculatura y rostros, pero manteniendo una estructura de viñetas más bien clásica y fácil de seguir. Finch centra el dibujo en los protagonistas, sin apenas destacar el propio entorno. El ritmo es trepidante, con una sensación de agobio, transmitiendo adrenalina constante debido a la persecución y lucha por sobrevivir que domina toda la historia. 

 

Comentar que, aparte del propio arco argumental dirigido por Johns, las diferentes colecciones de DC comics, como El Escuadrón Suicida o Jóvenes Titanes, tuvieron un episodio especial centrado en el impacto de Maldad Eterna.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación