Abril 2017

NIEVE NEGRA

Salvador (Ricardo Darín) vive aislado en medio del bosque. Tras años sin verse, su hermano Marcos (Leonardo Sbaraglia) y su cuñada Laura (Laia Costa), llegan para convencerlo de vender las tierras que comparten por herencia.  Éste es un thriller sobre los secretos y las heridas del pasado. Casi todo el tiempo la acción se concentra en una cabaña aislada, donde los tres personajes principales transmiten una sensación de incomodidad y desasosiego. Frente a la quietud y la paz que emanan los parajes helados, cubiertos de nieve, los protagonistas logran crear una inquietud que no desaparece en ningún momento.

Los puntos fuertes de Nieve Negra (coproducida entre España y Argentina) son las localizaciones, junto con el trabajo de los actores, que ayudan a una inmersión total en ese mundo de rencor y aislamiento que domina la vida de Salvador. Aquí no hay espacio para bromas o relajación, una tensión constante acompaña todo el metraje, acompañado de numerosos flashbacks que muestra el pasado de los hermanos. Tanto a nivel técnico como en el resto resulta una película muy correcta pero aporta poco en lo que se refiere al género negro. Unos diálogos e historia que consiguen entretener pero que en ningún momento sorprenden o dejan huella en el espectador.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación