Octubre 2018

MATAR O MORIR (PEPPERMINT)

Una mujer (Jennifer Garner) ve cómo su familia es asesinada ante sus ojos, a partir de entonces, debido a la corrupción dentro de la ley, decidirá hacer justicia por su cuenta. Con esta premisa arranca la trama, lo cual ya revela que no será muy brillante ni innovadora. Pero al menos sí cumple con el propósito habitual en este género: entretener. 

El cine está plagado de filmes de esta temática, y no es tan fácil mantener el interés del espectador. En este caso la diferencia la marca el director, Pierre Morel (Venganza, Desde París con amor, Caza al asesino), que ha demostrado talento para películas de acción. Venganza (2008), funcionó tan bien que instauró a Liam Nesson como héroe de acción, a pesar de tener ya más de 50 años en aquel momento, y retomaría ese rol, varias veces más, siendo ya sexagenario.  Pero Morel no ha sido capaz de repetir ese éxito, y no ha conseguido otro producto que atrape con la misma intensidad, ni un personaje que posea el mismo carisma.

A pesar de todo Matar o Morir es justo lo que promete: toneladas de acción mediante tiroteos, peleas a cuchillo y a puñetazo limpio.

Resulta difícil imaginar a Jennifer Garner enfrentándose a pandillas y matones,  ya que no es precisamente una mujer con una presencia física intimidante. Pero el caso es que aquí resulta más creíble que en sus otros papeles, como Elektra o en la serie Alias, en gran medida debido a las coreografías como las que puso de moda la citada Venganza: peleas callejeras donde lo que prima es el realismo.

En vez de complicados movimientos, puramente ostentosos, aquí vemos un estilo militar de pura eficiencia.  La trama es decente sin más, y sirve meramente como hilo conductor de la acción. En conjunto logrará satisfacer a aquellos que vayan sin muchas expectativas. Tiene previsto su estreno el 19 de octubre.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación