Enero 2021

PURA FORMALIDAD

pura formalidad critica.jpg

Un hombre (Gérard de Depardieu) corre sin aliento por el campo, en medio de una tormenta nocturna. Hasta que es encontrado indocumentado por unos policías, que le conducen a una pequeña comisaría, alejada de la civilización. Así arranca este thriller de 1994 que resulta una obra maestra, no podía ser menos estando dirigida y escrita por Giuseppe Tornatore (Cinema Paradiso, Malena, La leyenda del pianista en el océano).

Depardieu encarna a un escritor, interrogado por un comisario, amante de la literatura, al cual da vida Roman Polanski. En este magistral duelo interpretativo se palpa una relación de amor-odio, junto a la adicción que supone la escritura para hacer frente al dolor de vivir. De tal manera que el espectador tiene la sensación de disfrutar de un buen libro, al mismo tiempo que Tornatore hace un uso excelente de los recursos cinematográficos que caracterizan al cine. Los diálogos son un homenaje al arte de la escritura, estos junto a planos, actores y música (esta última a cargo de Ennio Morricone), se funden en una pieza perfecta. Toda la acción, a excepción de alguna breve escena de flashback, ocurre en la comisaría. En ese microcosmos, cual ojo del huracán, se concentra la intensidad emocional que afrontan comisario y sospechoso.

Se ha cometido un asesinato y Depardieu sospecha que él mismo puede haber tenido algo que ver, así que evitará como sea cualquier implicación. Pero la huida del personaje no es solo de un posible crimen, sino de sí mismo. El protagonista deberá afrontar su pasado, sentimientos y la realidad de la que ansía escapar.

pelicula pardieu.jpg