Noviembre 2021

RESIDENT EVIL: BIENVENIDOS A RACCOON CITY

raccoon city.jpg

Resident Evil nació como un videojuego en 1996, mostrando a un equipo de fuerzas especiales que investigaba una siniestra mansión, llena de zombies y extrañas criaturas. La clave de su éxito fue el talento de sus creadores para meter de lleno al jugador en la trama, desvelando poco a poco los misterios que rodeaban la historia. No se trataba de ir dando tiros a lo loco, sino que iba combinando puzles y acción de una forma tan hábil y original que rompió moldes para la época.

La primera adaptación a cine vino en 2002, y fue un éxito, sabiendo cautivar con luchas espectaculares, acompañadas de un guion bastante decente, e instalando a su protagonista, Milla Jovovich, como nueva heroína del cine de acción. A partir de ahí se sucedieron las secuelas que fueron degenerando en un estilo de mero videoclip, con guiones cada vez más flojos. 

 

Resident Evil: bienvenidos a Raccoon City nos devuelve a los orígenes, ambientado en los años 90, en una ciudad donde los habitantes han sido contagiados y se desata una plaga zombi. A partir de ahí los protagonistas deberán sobrevivir a una noche infernal.

El principal gancho es la ambientación, aquí se abandona el estilo videoclip que predominaba en las otras entregas y se opta por una atmósfera mucho más realista. La presentación de personajes, los efectos especiales y la fotografía transmiten una sensación de peligro acechante, que algo lúgubre y malsano está justo a la vuelta de la esquina. Desafortunadamente, a pesar del buen arranque, la película se desinfla rápidamente, no sabe mantener un buen ritmo, y todo degenera en puro telefilme, más adecuado para esos visionados a las tantas de la madrugada que las televisiones rellenan con morralla. Se intenta dar más profundidad a la historia con escenas sobre el pasado de los personajes y su relación con la corporación Umbrella, así como algún giro de guion, pero nada de esto acaba de funcionar. En conjunto es un producto fallido, técnicamente conseguida pero mediocre a nivel narrativo.

resident raccon.jpg