Mayo 2016

SPLATTERHOUSE

Splatterhouse del 2010 resulta ser un digno heredero, ya que logra captar a la perfección el espíritu del original pero con una jugabilidad, diversión y gráficos más que notables. La ambientación es magnífica, cada detalle está cuidado a la perfección: el diseño de la mansión, monstruos y escenarios, las voces de los dobladores.....Incluso se han añadido las tres partes anteriores de la saga, dando así la posibilidad de jugar a las versiones de los 80 y los 90, todo un detallazo para los nostálgicos.

 

La historia y su desarrollo, lejos de ser un mero hilo conductor para la matanza, logra captar nuestra atención con un interesante guión y unos personajes atrapados, en palabras del propio doctor West, en una cinta de moebius, sin principio ni fin. Mención especial al magnífico trabajo de los dobladores, donde destaca Richard Doyle como West, casi el principal protagonista, ya que ademas de nuestro enfrentamiento con él no paramos de encontrar notas, grabaciones y recuerdos en general de este ser, tan cruel como atormentado.

Básicamente es un beat`em up (disponible para PS3 y Xbox360) tremendamente divertido, donde iremos desbloqueando todo tipo de golpes para sacar el máximo partido a la mala bestia que controlamos. También haciendo uso de estacas, machetes, escopetas y masacrando todo tipo de bestias infernales que son un claro homenaje a los relatos de Lovecraft (de hecho Cthulhu y la universidad de Miskatonic son mencionados por West, el villano) de la forma más gore posible (arrancando brazos, cabezas) con posibilidad de realizar combos finales que resultan espectaculares por su sadismo. 

Entre los detractores se mencionaba el control de cámara (no es perfecto pero dista mucho de merecer las críticas que he leído) o la tardanza de carga del propio juego entre muertes, algo que puede ser molesto sobre todo en las fases donde tenemos que ir dando saltos y cualquier fallo nos hace caer el vacío y empezar de nuevo una y otra vez. Pero he comprobado que eran puras exageraciones, probablemente algunos ansias, acostumbrados a las cargas automáticas, los meros segundos de espera (no llegaban ni de lejos a los minutos que se mencionaba, de hecho cronometrado no alcanzaba ni el medio minuto) les parecían eternos. Hay gente que merecería revivir aquellos tiempos de cargar juegos de casette en Spectrum o Amstrad. 

Los diseñadores han sabido aportar una gran variedad de elementos en la lucha y siniestros escenarios (incluyendo viajes a otros mundos y épocas) combinados con una banda sonora de death-trash metal con grupos como Mastodon o Lamb of God. Todos estos elementos dan como resultado una malsana atmósfera donde el horror es tu anfitrión, encarnado por el doctor Henry West y la mansión que ha cobrado vida propia. La animación incluye "Cel Shading", un tipo de renderización que da un curioso efecto de cómic, como si estuviésemos manejando viñetas animadas.

En definitiva Splatterhouse 2010, sin alcanzar la perfección, resulta sobresaliente dentro de su género, un juego totalmente recomendable, que nos transporta a la infancia/adolescencia de esa generación ochentera amante del cine de serie B.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación