Agosto 2021

UNA VILLA EN LA TOSCANA

Se trata de una comedia afable, bastante predecible y con todos los estereotipos que uno puede esperar, pero no por ello menos entretenida.  Jack (Micheál Richardson) se ve obligado por circunstancias a volver a Italia, donde falleció su madre, para vender la casa donde pasó su infancia. Y para ello emprende un viaje junto a su padre (Liam Nesson) un artista de carácter tan carismático como extravagante. La empresa se alarga más de lo esperado, y ambos se ven obligados a confrontar los sentimientos que llevaban décadas conteniendo.

Comentar que Una villa en la Toscana ha tenido un aluvión de malas críticas, totalmente injustas. Si bien es un filme sencillo, tiene escenas destacables dentro de su simplicidad, que combina romance, humor y drama en perfecta sincronía. Esto, junto a los maravillosos paisajes de la Toscana y el plantel actoral, proporcionan una experiencia agradable. No aporta nada nuevo al género, y el guion es de escasa profundidad, pero tiene una buena realización, con un ritmo narrativo y una distribución de gags perfectamente hilvanados. Posee un estupendo plantel actoral, tanto de la pareja protagonista como de los secundarios, con mucha química en todo el conjunto.

Destacar que Nesson y Richarson son padre e hijo en la vida real, ambos consiguen transmitir un alto grado de intimidad y humor a sus personajes. El filme tiene previsto su estreno en España el 6 de agosto.