Julio 2017

TRANSFORMERS: EL ÚLTIMO CABALLERO

Ésta es la quinta entrega de Transformers. Unos robots que nacieron en los años 80 como una línea de juguetes y que más tarde darían lugar a una serie de animación y de comics, estos últimos por parte de Marvel. Multitud de adultos, que disfrutaron de niños con sus aventuras, se emocionaron cuando vieron que aquellos personajes de metal serían llevados a la gran pantalla. Desgraciadamente, todas las buenas ideas que había en la serie y tebeos mencionados no fueron aprovechadas en absoluto, ya que la responsabilidad de llevar al cine a los Transformers cayó en manos de Michael Bay, el rey de los blockusters.

 

La mayor parte de las películas de Bay (Armaggedon, La Roca, Dos policías rebeldes II) han arrasado en taquilla. Inició su carrera rodando anuncios y vídeos musicales, lo cual se nota mucho en su estilo de dirección, que consiste en atraer al público con estímulos puros y duros. Esto se resume en escenas de acción frenéticas, movimientos de cámara continuos y chicas guapas. Sus películas parecen rodadas por un niño con déficit de atención pero, debajo de esa capa superficial, Bay en realidad es un genio del mal. Este director gusta de incluir en sus filmes a actores reconocidos dentro del cine independiente, como John Turturro o John Malkovich, básicamente para escenas humillantes que nada tienen que ver con el guion, incluidas por pura malicia. Uno intuye que su propósito es demostrar que, debajo de todas esas apariencias del séptimo arte, lo que verdaderamente domina es el dinero.

No es que carezca de talento sino que le da absolutamente igual y lo demuestra llenando la pantalla de escenas de humor surrealistas donde está claro que se ríe de todo y de todos. Aunque los guiones no están escritos por él, se nota su influencia, ya que toda su filmografía está plagada de las escenas comentadas.

Transformers: El último caballero reúne todas las cualidades antes mencionadas por las que se caracteriza este director: explosiones, adrenalina, cámara en constante movimiento. Por lo demás no aporta nada al resto de la saga. Una vez más la tierra sufre una amenaza de destrucción, con enfrentamiento de estrafalarios robots y humanos. Un despliegue de efectos especiales y humor irreverente cuya trama el espectador habrá olvidado apenas salga del cine. Tiene previsto su estreno en España el 4 de agosto.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación