Enero 2018

EA SPORTS UFC

La UFC es una de las más importantes empresas en el mundo, que organiza combates de AMM (artes marciales mixtas), donde se puede utilizar cualquier estilo, tanto de artes marciales como de deportes de contacto: kickboxing, muay thai, judo, jiu jitsu. Debido a esta variedad ha superado al boxeo en popularidad, y ya arrasa en los canales de pago donde sus eventos se emiten en directo. Sus luchadores son deportistas de elite, algunos incluso llegaron a ser medallistas olímpicos antes de su paso a la UFC.

Por ello, los juegos con su sello son recomendables para los que busquen una mayor complejidad, en vez del típico machaca botones que predomina en los videojuegos de uno contra uno. Aquí analizaremos sus lanzamientos más recientes, dentro de las nuevas generaciones de consolas, como el EA Sports UFC, de 2014, (disponible para PlayStation 4, Xbox One, Android, Xbox 360, iOS).

No escatima en gráficos para representar minuciosamente los rostros, gestos y movimientos característicos de los luchadores, totalmente basados en personas que compiten dentro de la UFC. Cuenta con comentarios de los locutores (en inglés eso sí, sin traducción al castellano en ese apartado), repetición a cámara lenta de los mejores momentos, y detalles como sangre, cortes y contusiones. La sensación de estar en el octágono (el equivalente a un ring en boxeo) es total.

No podemos lanzarnos a lo loco, hay que cuidar el cardio, y tanto las lesiones como nuestro agotamiento nos van pasando factura. Del mismo modo es más probable que nos dejen K.O. si nos impactan repetidas veces en una parte muy castigada, o si recibimos un golpe muy potente teniendo la guardia baja. El sistema de atacar, defender y esquivar de pie es bastante sencillo. Lo que no queda tan claro es el combate en el suelo, ahí es donde Electronic Arts ha errado y llega a ser confuso. No tiene modo historia sino carrera, donde podemos crear un luchador y llevarlo hasta lo más alto, pero realmente carece de guion más allá de ir ganando para clasificarnos.

La segunda entrega, EA Sports UFC 2 (sólo disponible para PlayStation 4 y Xbox One), salió en 2016. Si antes destacaba el apartado gráfico, debido a su minuciosidad para recrear los cuerpos, aquí llega a un nuevo nivel. La respiración, cómo se mueven los músculos, o tiemblan con cada impacto, son de un realismo increíble. Además la lucha de suelo se soluciona, convirtiéndose en algo fácil y sencillo.

 

Donde pierde credibilidad es en el modo de hacer un K.O. En el anterior era fácil si sabíamos lanzar un puñetazo o patada en el momento justo, a una zona concreta. Pero aquí los combates se hacen eternos, llegando hasta 5 rounds en muchas ocasiones (cosa que rara vez pasaba en la edición de 2014). Aunque uno de los dos esté totalmente machacado, no caerá inconsciente a menos que se haga una combinación seguida de varios golpes. Esto, lejos de resultar un aliciente, puede convertir un solo enfrentamiento en interminable y desesperante.

Por lo demás tanto la versión de 2014 como la de 2016 resultan notables, perfectos para los amantes de los deportes de contacto. Sobre todo porque por ahora, son los únicos juegos que han salido de esta rama en las últimas consolas. La saga de Fight Night (también de Electronic Arts), que nos trasladaba al mundo del boxeo, llegó hasta las 5 títulos en las anteriores plataformas, pero por ahora no hay nueva entrega. Lo que sí está previsto es el lanzamiento de EA Sports UFC 3 (PlayStation 4, Xbox One) en febrero.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación