Abril 2019

UN PUEBLO Y SU REY

Este filme relata el levantamiento popular de 1789, que culminó en la Revolución Francesa, La Bastilla ha sido asaltada y un soplo de libertad invade las calles. La gente humilde de París, perseguirá sus sueños de libertad en la recién formada Asamblea, que será el germen de un nuevo sistema político.

Las escenas de lucha, se alternan con las discusiones en la asamblea, decidiendo el futuro de Francia, y la vida de Françoise, una joven lavandera, y su amante, Basile. El romance de estas dos figuras, que se produce en plena revolución, pretende dar un enfoque más humano y cercano a este periodo de la historia.  El director y guionista, Pierre Schoeller, explicó: “al tiempo que quería plasmar los grandes ideales revolucionarios, también quería que éstos estuviesen llenos de vida, de carne, de sangre y de emociones. El amor es un elemento clave para ello, al igual que el papel del compromiso político”. Desgraciadamente, Un pueblo y su rey no consigue transmitir nada de lo mencionado. A nivel de narrativa se hace pesada y confusa, no existe un equilibrio entre diálogos políticos e historias personales.

A pesar del excelente trabajo de los actores, no se llega a crear empatía con los personajes.  Además, la película no tiene ningún ritmo, por lo que se hace muy lenta durante sus dos horas de duración. Schoeller empleó 4 años para escribir el guion, pero en todo ese tiempo parece que no supo darle coherencia, el producto final es bastante mediocre. Un pueblo y su rey tiene previsto su estreno en España el 5 de abril.

De lo poco destacable la producción con una preciosa iluminación, usando luz natural basada en velas, fuegos y antorchas. Mencionar las maravillosas ambientaciones, rodando en el palacio de Versalles, en la Cour Carée del palacio del Louvre, en el castillo de Chantilly, y en el Teatro de la Reina en el Trianon. Del reparto actoral, el único que puede sonar al público fuera de Francia es Gaspard Ulliel, que alcanzó notoriedad al interpretar a Hannibal Lecter de adolescente en la precuela Hannibal: el origen del mal. Pero desde entonces (ya hace más de 10 años), parece que apenas ha trabajado fuera de su país, y no se ha prodigado mucho en el panorama internacional. Una pena, ya que es un estupendo actor.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación