Octubre 2017

BLADE RUNNER 2049

Ésta es la secuela de la película que protagonizó Harrison Ford en 1982, aquel fue un filme que pasó a la historia del cine por su combinación de ciencia ficción y género negro. Era un relato detectivesco ambientado en un futuro distópico, cargado de introspección sobre las emociones y la existencia misma, a través de los replicantes, unos esclavos sintéticos que huían de sus amos humanos y del cazador que les perseguía. Además resultó muy innovador para la época, un espectáculo visual fascinante, que retrataba de forma muy creíble en qué podía acabar convirtiéndose nuestro mundo en un futuro.

Blade Runner 2049 supera el difícil reto de estar a la altura su predecesora y no decepciona. En medio de tantas secuelas y remakes, que sólo buscan aprovecharse de glorias pasadas para atraer al espectador a taquilla, encontramos aquí la excepción. Sin duda que el director haya sido Denis Villeneuve ha tenido mucho que ver, ya que su trabajo en otros filmes como Prisioneros o La Llegada, refleja un estilo muy en sintonía con el espíritu de Blade Runner. Evoca a una canción de blues: triste y meláncolica, pero a la vez llena de belleza y complejidad que nos deleita en cada detalle. Predomina cierta sinestesia (asimilación o interferencia de varias sensaciones a través de diferentes sentidos al mismo tiempo), lo que quiere decir que Villeneuve domina de tal manera el lenguaje cinematográfico que es capaz de estimular diferentes sentidos con un solo fotograma. La combinación de música, planos, fotografía y trabajo actoral se funden en un goce para los cinéfilos.

Como protagonista se encuentra Ryan Gosling, un actor notable que logra transmitir bastante a pesar de su rostro hierático y frío, lo cual resulta idóneo para su papel: un replicante, encargado de perseguir y eliminar a otros como él, alguien que da por hecho que no puede llegar al nivel de emociones que los humanos a los que sirve. Junto a él un competente elenco con Jared Leto, Ana de Armas, Robin Wright o Harrison Ford que vuelve a aparecer en esta secuela. Lo único en contra es su excesiva duración, 2 horas y media, sin duda podía haber ganado mucha agilidad en la historia con cierta recorte en el metraje. Tiene previsto su estreno el 6 de octubre.

A diferencia de otras películas que sólo buscan anestesiarnos mediante un entretenimiento mediocre, Blade Runner 2049 es pura poesía visual que nos remueve y nos reconecta con nosotros mismos. El resultado final es una elegante historia futurista, un thriller que indaga sobre la naturaleza del alma.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación