Diciembre 2020

JÓVENES Y BRUJAS

Este filme pertenece a los 90, pero tiene la esencia suficiente para ser de los 80. Una época en la que las películas que trataban a la juventud solían hacerlo de una manera más cercana y genuina. Jóvenes y Brujas (The Craft) logró conectar con el público adolescente tratando la pubertad como la búsqueda de uno mismo. La magia era en realidad un símbolo del crecimiento personal, de la capacidad de superación, o bien de la oscuridad interior. Sin ser un largometraje brillante, aportaba mucho más que sagas sobrevaloradas como Harry Potter o desechos estilo Crepúsculo.

Otro factor importante fue la excelente química de las protagonistas. Entre ellas destacaba Fairuza Balk, que además de un gran talento interpretativo, le acompañaba un físico muy particular, aportando un toque tan siniestro como seductor.  El filme posee una buena fotografía, banda sonora y evolución en la historia que logra mantener el interés del espectador. En conjunto es una mezcla de terror, thriller y aventuras, con toques de drama adolescente. Aun contando con los típicos cliches (el deportista malote, las marginadas, el bufón de la clase) Resulta entretenida y logró llamar la atención en su momento, siendo aún venerada por los fans que vivieron aquellos tiempos.

En este año se hizo una secuela (The Craft: Legacy) por una productora con buena fama, Blumhouse,especializada en terror. Desafortunadamente el producto final es bastante decepcionante y mediocre.

fairuza balk.jpg

Fairuza Balk interpreta a

Nancy, la líder del aquelarre.