Agosto 2018

EL PRINCIPITO

Ésta es una película de animación (de 2015), homenaje al cuento clásico de Antoine de Saint-Exupéry, que hará las delicias tanto de los amantes de la novela como de los que aún están por descubrirla. El argumento es el siguiente: una niña se traslada a un nuevo barrio, donde hará amistad con un anciano, tan encantador como extravagante. Los dos pasarán juntos el verano, disfrutando de los pequeños placeres que ignoran los adultos. Como bien comentan los protagonistas “el problema no está en crecer, sino en olvidar”. La chica irá descubriendo el relato que escribió hace tiempo el anciano, el cual aparece como un viejo piloto, un claro homenaje al escritor Antoine, que trabajó como aviador casi toda su vida. En esos momentos, cuando se narra el cuento original de El Principito, se da paso a otro estilo de animación. El 3D, omnipresente hoy en día para los dibujos, cambia al stop motion con figuras de papel, que recuerdan a origamis vivos y coloridos.

El filme resulta ser tremendamente fiel a la esencia del libro, cuyo propósito era despertar la imaginación y entusiasmo que todos tenemos siendo niños. Un espíritu que se va perdiendo en la edad adulta, por culpa de una serie de intereses, construidos de forma artificial a nuestro alrededor.

Lejos de caer en la ñoñez, la historia logra cautivar de forma inteligente y sincera, consiguiendo una película muy recomendable para cualquier edad. Además, no se limita a reproducir fragmentos de la novela, sino que introduce una serie de elementos nuevos, a través de la niña, la cual investiga qué fue de El Principito, que seguramente hubieran encantado a Saint-Exupéry.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación