Junio 2019

SPIDERMAN: LEJOS DE CASA

Ésta es la segunda entrega de la nueva saga de Spiderman. El primero en encarnar al hombre araña fue Tobey Maguire, luego Andrew Garfield, y en el 2017 se reinició de nuevo con Tom Holland en Homecoming. Esto no es extraño, ya que este personaje es la gallina de los huevos de oro en Marvel Comics, y por ello se le dedica más atención que al resto. Debido a que sus aventuras empezaron siendo él un adolescente, es necesario cambiar al actor y de paso reiniciar la saga cada cierto tiempo.

Lejos de casa es la entrega final del universo de Marvel Comics, que enlaza con acontecimientos sobre las gemas del infinito, así que es necesario ver antes Vengadores: End game si uno quiere evitar spoilers.

Esta vez, Spiderman deberá enfrentarse a los peligros a la vez que acompaña a su clase del instituto, en un viaje de fin de curso por Venecia. Se trata de una película que combina a la perfección momentos cómicos constantes, propios de la etapa adolescente, con increíbles acrobacias y escenas de acción. Mencionar que la coreografía es impresionante, los poderes de este personaje son de los más complicados de reproducir dentro del mundo de los superhéroes, y sin duda esta nueva entrega lo consigue con matrícula de honor.

Lejos de casa posee todo el espíritu del joven y entrañable Peter Parker. Aunque tiene sus momentos de desastre, resulta bastante menos dramático y más creíble que el eterno gafe creado por Stan Lee, que a veces se regodeaba demasiado en el desastre Así que la versión de Tom Holland no llega a ser cargante como pasaba con las otras sagas.

En conjunto es un filme muy entretenido, divertido, apto para todas las edades, y por tanto perfecto para ver en familia. No es de lo mejor que ha sacado Marvel pero al menos alcanza una calidad por encima de la media. Tiene previsto su estreno en España el 5 de julio.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación