Enero 2019

VERSUS

Ésta es una adaptación libre del relato de Jack London, Por un bistec, donde la acción se centra en la noche de un combate. El cómic es como una canción de jazz, donde melancolía, tristeza e intensidad van juntas de la mano. Ambientado en Estados Unidos, durante los años 20, narra un drama habitual entre boxeadores: una profesión donde pasada la treintena apenas hay futuro, y muchos  se ven forzados a aceptar combates contra rivales más jóvenes.

 

El protagonista es Thomas King, que dejó atrás sus mejores años y en un penoso presente apenas consigue mantener a su familia. El hilo conductor es la cabeza de King, nos adentramos en sus pensamientos  y vamos conociendo su vida, a través de los flashbacks que presentan su pasado en forma de recuerdos. Versus plasma a la perfección el espíritu del boxeo: la sutileza debajo de la aparente brutalidad, el sacrificio y amor a este deporte… con toda la belleza y dolor que trae consigo.

El guionista y dibujante, Luis Bustos (conocido por sus trabajos con García o Endurance), se define como un profano del boxeo, pero nadie lo diría. Gracias a la documentación y esfuerzo que ha puesto en esta obra, vemos retratados con gran realismo los movimientos y las técnicas (tanto físicas como psicológicas) que caracterizan el llamado noble arte. Si en otro artículo recomendaba El Boxeador como una obra notable, en esta ocasión Versus se sitúa por encima, sobre todo por un mayor dominio del dibujo.

Bustos utiliza todos los recursos visuales que ofrece el cómic de forma magistral, con un uso de luces y sombras digno del mejor director de cine. Sus composiciones son una delicia para la vista, cambiando hábilmente de una perspectiva general a un primer plano que muestra un puñetazo brutal.

Mantiene un ritmo excelente, sabiendo alternar el dramatismo del combate, con un intercambio de golpes con múltiples viñetas, para luego mostrar el rostro, cubierto de lágrimas, de un antiguo rival. El autor no duda en cambiar su estilo en algunas páginas, deformando sus trazos para transmitir mejor la intensidad y fiereza de ambos luchadores.

Además, hay que hacer mención especial a la edición publicada en 2014 por Entrecomics, en forma rectangular, imitando un ring. Con una portada de tacto rugoso y cuyo diseño imita los antiguos carteles de boxeo. El papel es de un gramaje superior a lo habitual. A todos los niveles Versus se muestra como brillante, el homenaje definitivo en cómic al mundo pugilístico. Recomendable tanto para los amantes del boxeo como para aquellos que simplemente busquen una buena historia.

Creado por Gabriel del Valle

    Si cualquier artículo ha sido de tu  interés considera hacer una donación